ENTREGA GRATUITA PARA TODOS LOS PEDIDOS SUPERIORES A 39€

Chocolate

¡BIENVENIDO/A A NUESTRA FÁBRICA!

La fábrica de chocolate Tuscani se encuentra en el territorio de La Toscana (Italia). Fue construida en la primavera de 2019 para el suministro de materia prima de cacao y para la elaboración de chocolate artesanal siguiendo la técnica de “bean to bar”.

¿Qué es “Bean to bar”?

„Bean to bar” es un concepto para la elaboración de chocolate directamente a partir de granos de cacao frescos. Su producción supervisada desde la plantación hasta el propio chocolate es garantía de un producto de calidad.

Cada paso del proceso es fundamental para asegurar la extracción del máximo aroma y de la composición de los granos de cacao. En general, las prácticas de elaboración de chocolate no han sufrido muchos cambios desde la época Maya, sólo sus equipos y sus procesos de producción se han visto mejorados con el tiempo.

Estos procesos pueden dividirse en siete pasos principales:

1. Cosecha y fermentación

Los árboles de cacao florecen de forma constante, las mazorcas de cacao se cosechan a mano, sacando únicamente la fruta madura sin dañar el resto de frutas y flores.

Después, las mazorcas de cacao se abren con cuidado para dejar a la vista los granos de cacao, los cuales se encuentran dentro de un lecho de pulpa fibrosa, blanca y húmeda. Los granos de cacao se retiran junto con esta mezcla blanca y se dejan en unos recipientes especiales para su fermentación.

Mediante el proceso de fermentación, el aroma del cacao empieza a cambiar: de principalmente amargo a un aroma más complejo.

La fermentación puede durar hasta ocho días dependiendo del tipo de granos de cacao.

Cuanto mejor sea el proceso de fermentación, mejor será el sabor de los granos de cacao y menos tiempo necesitarán para su posterior tratamiento térmico.

2. Secado y conservación

Después de la fermentación, los granos de cacao se hinchan y tienen elevadas cantidades de humedad. Para poder conservarlos, deben secarse.
El proceso de secado varía según las condiciones climáticas o el tamaño de las plantaciones.

Los granos de cacao se pueden dejar secar al sol sobre rejillas o esteras donde el clima lo permita. El secado al sol suele ocurrir en plantaciones pequeñas y en condiciones de sequía. Una vez que los granos de cacao alcanzan un porcentaje de humedad del 6-7% pasan a ser clasificados.

La clasificación y selección es un proceso muy importante, ya que los granos de cacao se clasifican y venden dependiendo de su tamaño. Cada fabricante de chocolate tiene una estricta “receta secreta” para cada chocolate que elabora. Este secreto comienza con el tipo y la calidad de los granos de cacao empleados.

3. Prueba, limpieza y tostado

Cuando los granos de cacao seleccionados llegan a la fábrica, pasan por una serie de pruebas de selección y verificación muy intensas.

Las muestras de granos de cacao se analizan para determinar el tamaño y en búsqueda de defectos, como por ejemplo, insectos o moho, luego se muelen y convierten en licor de chocolate puro para la degustación, que los especialistas de la compañía evalúan según su sabor y aroma.

Una vez terminadas las pruebas y la remesa es aceptada por parte del fabricante, los granos de cacao se limpian a fondo de forma minuciosa. Después, se tuestan de 10 a 35 minutos.

4. Apertura (Fanning) y molienda

Durante el tostado, la cáscara del grano de cacao se rompe y se separa del grano, tras lo cual se retira. Los granos se muelen hasta que la manteca de cacao, contenida en su interior de forma natural, se vuelva líquida. Así se forma el llamado licor de cacao.

Cuando este licor de cacao alcanza la consistencia cremosa y suave deseada, se pueden añadir ingredientes adicionales como especias, frutos secos, superalimentos y otros.

5. Conchado (Conching)

Este proceso enriquece aún más el sabor del licor de cacao al ayudar a eliminar el amargor típico del cacao, consiguiendo con ello una consistencia fina, lisa y que se derrite en la boca.

Para este fin se utilizan máquinas (conchadoras) con rodillos especiales: rastrillos que baten constantemente el licor de cacao y sus ingredientes durante un período de un par de horas o días, dependiendo del sabor y de la textura que el fabricante desea obtener.

6. Moldeado

La masa de chocolate se templa y moldea en la masa para poder obtener la forma del chocolate tal y como lo conocemos.

7. Empaquetado a mano

Los chocolates Tuscani se empaquetan cuidadosamente a mano.

Elaboramos nuestro chocolate de tal forma que te resulte agradable ofrecerlo como un regalo a tus seres más queridos.

Salud y bienestar

¿Sabías que el cacao orgánico es el alimento de origen vegetal con mayor contenido de hierro, que contiene más calcio que la leche de vaca y un 40% más de antioxidantes que los arándanos?

El chocolate y el cacao ayudan a la estimulación del cerebro para que libere neurotransmisores, que son los responsables de activar la hormona del bienestar. El cacao contiene anandamida, la molécula de la felicidad, que se conecta a los receptores cannabinoides (creando así la sensación de relajación y felicidad), y feniletilamina, también llamada “la droga del amor”, que libera endorfinas que proporcionan serenidad, felicidad y plenitud.

El consumo de cacao no sólo mejora tu bienestar, sino que también lucha contra los cambios de humor al elevar los niveles de serotonina en el cerebro.

En resumen, se trata de un superalimento, ideal para veganos y también para quienes buscan un equilibrio entre mente y cuerpo dentro del mundo más dulce que conocemos.

Aconsejamos el consumo de 4-5 granos de cacao al día como snack o tentempié. Por otro lado, nuestra corteza de cacao es excelente para su uso en tisanas e infusiones.  Asimismo podéis utilizar los deliciosos granos de cacao en la elaboración de batidos o crêpes.

¡BIENVENIDO/A A NUESTRA FÁBRICA!

La fábrica de chocolate Tuscani se encuentra en el territorio de La Toscana (Italia). Fue construida en la primavera de 2019 para el suministro de materia prima de cacao y para la elaboración de chocolate artesanal siguiendo la técnica de “bean to bar”.

¿Qué es “Bean to bar”?

„Bean to bar” es un concepto para la elaboración de chocolate directamente a partir de granos de cacao frescos. Su producción supervisada desde la plantación hasta el propio chocolate es garantía de un producto de calidad.

Cada paso del proceso es fundamental para asegurar la extracción del máximo aroma y de la composición de los granos de cacao. En general, las prácticas de elaboración de chocolate no han sufrido muchos cambios desde la época Maya, sólo sus equipos y sus procesos de producción se han visto mejorados con el tiempo.

Estos procesos pueden dividirse en siete pasos principales:

1. Cosecha y fermentación

Los árboles de cacao florecen de forma constante, las mazorcas de cacao se cosechan a mano, sacando únicamente la fruta madura sin dañar el resto de frutas y flores.

Después, las mazorcas de cacao se abren con cuidado para dejar a la vista los granos de cacao, los cuales se encuentran dentro de un lecho de pulpa fibrosa, blanca y húmeda. Los granos de cacao se retiran junto con esta mezcla blanca y se dejan en unos recipientes especiales para su fermentación.

Mediante el proceso de fermentación, el aroma del cacao empieza a cambiar: de principalmente amargo a un aroma más complejo.

La fermentación puede durar hasta ocho días dependiendo del tipo de granos de cacao.

Cuanto mejor sea el proceso de fermentación, mejor será el sabor de los granos de cacao y menos tiempo necesitarán para su posterior tratamiento térmico.

2. Secado y conservación

Después de la fermentación, los granos de cacao se hinchan y tienen elevadas cantidades de humedad. Para poder conservarlos, deben secarse.
El proceso de secado varía según las condiciones climáticas o el tamaño de las plantaciones.

Los granos de cacao se pueden dejar secar al sol sobre rejillas o esteras donde el clima lo permita. El secado al sol suele ocurrir en plantaciones pequeñas y en condiciones de sequía. Una vez que los granos de cacao alcanzan un porcentaje de humedad del 6-7% pasan a ser clasificados.

La clasificación y selección es un proceso muy importante, ya que los granos de cacao se clasifican y venden dependiendo de su tamaño. Cada fabricante de chocolate tiene una estricta “receta secreta” para cada chocolate que elabora. Este secreto comienza con el tipo y la calidad de los granos de cacao empleados.

3. Prueba, limpieza y tostado

Cuando los granos de cacao seleccionados llegan a la fábrica, pasan por una serie de pruebas de selección y verificación muy intensas.

Las muestras de granos de cacao se analizan para determinar el tamaño y en búsqueda de defectos, como por ejemplo, insectos o moho, luego se muelen y convierten en licor de chocolate puro para la degustación, que los especialistas de la compañía evalúan según su sabor y aroma.

Una vez terminadas las pruebas y la remesa es aceptada por parte del fabricante, los granos de cacao se limpian a fondo de forma minuciosa. Después, se tuestan de 10 a 35 minutos.

4. Apertura (Fanning) y molienda

Durante el tostado, la cáscara del grano de cacao se rompe y se separa del grano, tras lo cual se retira. Los granos se muelen hasta que la manteca de cacao, contenida en su interior de forma natural, se vuelva líquida. Así se forma el llamado licor de cacao.

Cuando este licor de cacao alcanza la consistencia cremosa y suave deseada, se pueden añadir ingredientes adicionales como especias, frutos secos, superalimentos y otros.

5. Conchado (Conching)

Este proceso enriquece aún más el sabor del licor de cacao al ayudar a eliminar el amargor típico del cacao, consiguiendo con ello una consistencia fina, lisa y que se derrite en la boca.

Para este fin se utilizan máquinas (conchadoras) con rodillos especiales: rastrillos que baten constantemente el licor de cacao y sus ingredientes durante un período de un par de horas o días, dependiendo del sabor y de la textura que el fabricante desea obtener.

6. Moldeado

La masa de chocolate se templa y moldea en la masa para poder obtener la forma del chocolate tal y como lo conocemos.

7. Empaquetado a mano

Los chocolates Tuscani se empaquetan cuidadosamente a mano.

Elaboramos nuestro chocolate de tal forma que te resulte agradable ofrecerlo como un regalo a tus seres más queridos.

Salud y bienestar

¿Sabías que el cacao orgánico es el alimento de origen vegetal con mayor contenido de hierro, que contiene más calcio que la leche de vaca y un 40% más de antioxidantes que los arándanos?

El chocolate y el cacao ayudan a la estimulación del cerebro para que libere neurotransmisores, que son los responsables de activar la hormona del bienestar. El cacao contiene anandamida, la molécula de la felicidad, que se conecta a los receptores cannabinoides (creando así la sensación de relajación y felicidad), y feniletilamina, también llamada “la droga del amor”, que libera endorfinas que proporcionan serenidad, felicidad y plenitud.

El consumo de cacao no sólo mejora tu bienestar, sino que también lucha contra los cambios de humor al elevar los niveles de serotonina en el cerebro.

En resumen, se trata de un superalimento, ideal para veganos y también para quienes buscan un equilibrio entre mente y cuerpo dentro del mundo más dulce que conocemos.

Aconsejamos el consumo de 4-5 granos de cacao al día como snack o tentempié. Por otro lado, nuestra corteza de cacao es excelente para su uso en tisanas e infusiones.  Asimismo podéis utilizar los deliciosos granos de cacao en la elaboración de batidos o crêpes.